Torrent es la ciudad más poblada de la provincia de Valencia, por detrás de la propia capital, y sin embargo no se cuenta con un club de rugby federado, más allá de un equipo de rugby a 13 (Tigres Rugby League).

Este fue el principal motivo por el que se puso en marcha un proyecto de promoción del rugby en la ciudad y comarca, bajo el nombre de ‘RUGBI TORRENT DE VALORS’.

Promovido principalmente por la Federación de Rugby de la Comunitat Valenciana como ya viniera haciendo en otros municipios, y con la creación del nuevo club Rugbi Ciutat de Torrent, el cual ya forma parte de la Fundación Deportiva Municipal de dicha ciudad que es participe también del proyecto, muy pronto contará con sus primeros entrenamientos.

Los niños y niñas son el futuro

La promoción se ha realizado en los colegios de la localidad, siempre de manos de la FRCV, muy implicada en el desarrollo de este deporte. Esta consiste por un lado en sesiones audiovisuales, en la que se ilustran los valores que el rugby lleva consigo, y por otro lado sesiones de carácter práctico en las que los niños comienzan a familiarizarse con el balón ovalado.

Tal y como se informa desde el estamento federativo, se estima que a mitad de mayo más de 1.000 niños y niñas habrán sido partícipes de estas sesiones. La federación continúa con este proceso de impulso y proyecta nuevas actividades a corto plazo, como un próximo torneo con la participación de los colegios.

La idea de que la promoción se enfoque hacia los más pequeños es una cuestión de comenzar por la base, desde cero, como indica Paco Navarro, presidente del Rugbi Ciutat de Torrent. “Vamos a empezar la casa por donde se debe empezar, por abajo y no por arriba. Empezar ya como un club serio, federado y compitiendo”, explica Paco. El objetivo del club es empezar la temporada que viene con equipos de niños, fruto de la extensa promoción.

Un equipo senior sería ideal, pero es complicado de inicio”, remarca el presidente, con la filosofía del paso a paso en mente.

Uno de esos primeros pasos se va a dar el próximo 2 de mayo con los primeros entrenamientos, en los que se va a avisar a los niños inscritos en la FDM para que puedan empezar a entrenar. “Tenemos concedidas unas horas para entrenar hasta junio, y en septiembre pasaríamos a formar parte de hecho como club”, recalca Paco.

Un entorno adecuado

El principal problema que puede haber, es el mismo que tienen la mayoría de equipos de Valencia: las instalaciones. Torrent tiene un campo de fútbol de césped artificial, aparte de las instalaciones de San Gregorio que están reservadas para el fútbol, pero tiene el inconveniente de estar alejado de la población, pues está casi en Alaquàs con la dificultad que ello conlleva para atraer a los más pequeños.

El Parc Central también dispone de campos de fútbol y una pista de atletismo con césped en la parte central, pero que actualmente se queda reservada para el resto de sus modalidades. Habrá que esperar al reparto de instalaciones que se haga en septiembre, aunque no será impedimento para que el Rugbi Ciutat de Torrent siga adelante de una forma u otra.